Inicio Badajoz La teleasistencia avanzada llegará a 4.000 mayores extremeños a finales de 2023...

La teleasistencia avanzada llegará a 4.000 mayores extremeños a finales de 2023 para que vivan más tiempo en sus casas

MÉRIDA, 31 (EUROPA PRESS)

El nuevo servicio de Teleasistencia Avanzada de la comunidad autónoma nace con el objetivo de permitir a 4.000 extremeños con diferentes grados de dependencia continuar el mayor tiempo posible viviendo en sus viviendas, gracias a la implantación en el hogar de las últimas técnologías de comunicación, como pantallas, dispositivos móviles, sensores de movimiento e incluso la utilización del servicio de voz de Alexa.

Este nuevo servicio, que desarrollará Cruz Roja Extremadura gracias a un convenio con el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad), se implantará progresivamente, de modo que los primeros municipios a los que llegará serán Mirandilla, Valdelacalzada, Torrejoncillo, Eljas, Guadalupe, Esparragosa de la Serena y Moraleja.

Sus alcaldes, el gerente del Sepad, José Vicente Granado, y el presidente de Cruz Roja Extremadura, Jesús Palo Tiburcio, han acompañado al vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, en la presentación de dicho servicio que permitirá a los beneficiarios “vivir más tiempo en su domicilio”, sin necesidad de ser institucionalizado en residencias de mayores, combinando además los servicios de protección social y sanitaria.

Esta teleasistencia avanzada, ha explicado Vergeles, añade a la clásica una serie de apoyos con medios tecnológicos instalados dentro del propio domicilio, tales como dispositivos móviles, pantallas, sensores de movimiento, GPS para tener localizada a personas que así lo requiera, e incluso, gracias a la domotización, se podrá apagar de formar remota calefactores o fuegos de cocinas para evitar accidentes.

Vergeles ha valorado que personas que viven solas y que carecen de una red de apoyo puedan permanecer por más tiempo en su propio domicilio, pues con la pandemia se ha aprendido que este tipo de personas sufre un mayor “desarraigo” cuando van a una residencia, así como se produce un “envejecimiento acelerado” a pesar de que sean atendidas “con las mayores calidades”.

Este sistema va a permitir también, ha dicho, un mejor control de enfermedades crónicas así como ayudará a combatir la “fragilidad” de las personas vulnerables. Por tanto, su objetivo es que las personas mayores permanezcan “el máximo tiempo posible en sus hogares prestándoles los servicios que permitan combatir una soledad y aislamiento no elegidos”, con especial atención a las zonas rurales.

Dada la utilización de equipamiento tecnológico, el programa contempla un sistema de aprendizaje para los usuarios, basado en la experiencia que ya tienen en la materia los voluntarios de Cruz Roja, así como los trabajadores de los servicios sociales de los ayuntamientos, ha señalado vergeles.

De hecho, esta experiencia de Cruz Roja ha motivado que se haya optado por la fórmula del convenio en lugar de haber sacado el servicio a concurso, ha señalado Vergeles, quien ha detallado que se destinarán a este fin 3,6 millones de euros procedentes de los fondos de recuperación y resiliencia.

800 VIVIENDAS PARA FIN DE AÑO

El objetivo es que a finales de este año ya disfruten del programa 800 mayores de la región, y que en el primer semestre se alcancen los 2.400, con el objetivo de llegar a los 4.000 a finales del próximo año.

MAYOR DE 80, CON DEPENDENCIA Y QUE VIVA SOLA

El servicio va destinado a personas mayores de 65 años, especialmente a los que superan los 80, que están valoradas con algún grado de dependencia. Personas que además no salgan mucho de casa, que vivan solas.

El convenio incluye varios programas. Uno de ellos para personas que viven solas y tienen bajo o nulo apoyo social y a los que se destinan 800 dispositivos de teleasistencia personalizada.

Otro para personas con enfermedades crónicas que necesitan control sanitario regular, que contarán con 1.200 dispositivos se destinan a su seguimiento. Un tercer programa para la atención de personas mayores en situación de maltrato o en riego de estarlo a las que se les facilitará 500 dispositivos que atiendan sus necesidades.

El cuarto programa prevé la monitorización de la situación social y sanitaria de personas con deterioro cognitivo o que sufren alguna discapacidad sensorial, programa que contará con otros 500 dispositivos tecnológicos.

DOMOTIZACIÓN DE VIVIENDAS

Por su parte, el presidente de Cruz Roja en Extremadura, Jesús Palo, ha detallado que los programas concretos que llegarán a los usuarios son el Cuídate +, con el que se instalan dispositivos que domotizan la vivienda, de modo que la persona pueda estar “más controlada” tanto sensorial como físicamente.

La Teleasistencia en Casa GSM es similar a la anterior, pero con un dispositivo móvil al que están conectados todos los equipos periféricos por bluetooth, si las características de la vivienda impiden una conexión directa.

El tercero es un localizador de personas, para aquellas con un deterioro cognitivo avanzado; el cuarto es la teleasistencia móvil accesible, con dispositivos autónomos, y que utiliza pantallas de tablet en la vivienda; y por último, el servicio de voz de Alexa, implementando el acuerdo que mantiene Cruz Roja con Vodafone, para poder configurar los dispositivos para hacerle más fácil la vida a estas personas.

Como ejemplo, ha explicado que a través de esas pantallas los usuarios reciben una serie de ejercicios tanto físicos como cognitivos, o pueden realizar otros servicios, como compras. Asimismo, estará completamente integrado con el SES, de modo que podrá evitar desplazamientos al centro de salud para una cita médica o para pedir una receta.


- Te recomendamos -