Inicio Badajoz Guardiola (PP) avanza que su primera medida si accede al Gobierno extremeño...

Guardiola (PP) avanza que su primera medida si accede al Gobierno extremeño será aplicar una “revolución fiscal”

BADAJOZ, 21 (EUROPA PRESS)

La presidenta del PP de Extremadura, María Guardiola, ha avanzado que quiere una comunidad autónoma que sea “fiscalmente atractiva”, y ha indicado que tiene “muy claro” que la primera medida que tomará si accede al Ejecutivo regional será “hacer una revolución fiscal” para que se beneficien las familias de una bajada de impuestos, y que las empresas vean la región “muy atractiva” para invertir.

Guardiola ha sostenido que el modelo fiscal del PSOE “ha cargado contra las clases medias durante décadas” y que en Extremadura no hay grandes fortunas, algo que “es un relato completamente falseado porque ellos necesitan siempre echarle la culpa a alguien”.

“Simplemente, no se ha hecho un buen trabajo, no se ha trabajado bien y el socialismo aquí en Extremadura está agotado”, ha valorado, para preguntarse qué van a hacer los que llevan 36 años gobernando “que no hayan hecho ya”, cuando Extremadura necesita una fiscalidad “adecuada para solventar de una vez por todas nuestros dos problemas estructurales, que son el paro y la despoblación”.

Así, ha preguntado al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, cómo se va a arreglar esto “sin una fiscalidad completamente nueva”, puesto que la política fiscal, ha defendido, sirve para atraer a personas y empresas, “no para expulsarlas que es lo que está pasando hoy”.

HABLA EXTREMADURA SOBRE FISCALIDAD E IMPULSO ECONÓMICO

Así lo ha señalado Guardiola en una rueda de prensa tras una reunión enmarcada en el proceso ‘Habla Extremadura’, sobre Fiscalidad e Impulso Económico, en el Vivero de Empresas de la Cámara de Badajoz, donde tras agradecer la presencia de Juan Bravo, vicesecretario de Economía del PP, lo ha definido como la persona que ha sido capaz de demostrar en Andalucía que se pueden bajar los impuestos, impulsar a la vez la economía, promover el crecimiento y, además, permitir a los andaluces decidir “libremente” dónde gastar su dinero, un ejemplo que ha querido agradecer.

También ha agradecido a los empresarios que han asistido a esta cita y por compartir sus inquietudes, problemas y desvelos, “todos motivados por esta desorbitada presión fiscal que padecemos en esta región” y por las “numerosas trabas” que impone el Ejecutivo de Guillermo Fernández Vara.

En este punto, se ha referido a las declaraciones del pasado fin de semana del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en las que dijo “gestionamos mucho mejor la política económica que la derecha cuando estamos en el Gobierno”, en un acto en el que estaba el presidente extremeño “jaleando las ocurrencias de su líder”. Como extremeña, ha dicho, estas declaraciones le “indignan”, así como ver a Vara “riéndole las gracias a quien nos tiene absolutamente abandonados”.

Una “indignación” que también es de los extremeños, una comunidad “agraviada, arrinconada, cansada, a la que vienen ministros a burlarse de nosotros”, y que, por otro lado, también es una tierra “llena de oportunidades, pero a la que nadie mira” o llena de trabajadores que se tienen que marchar.

COMPETITIVIDAD REGIONAL

En su intervención, la presidenta del PP extremeño ha explicado que en Extremadura “somos los menos competitivos porque estamos aislados”, se tiene una presión fiscal “desorbitada” y no hay seguridad jurídica para las empresas ni para los inversores, a la vez que se ha referido a las “miles” de trabas administrativas o las limitaciones en los usos del suelo derivadas de la protección de más del 34 por ciento de nuestro territorio.

Ha incidido, igualmente, en que, con la inflación “disparada”, los consumos y suministros “por las nubes”, los gastos “elevados” de septiembre con la vuelta al cole, y las “terribles” previsiones de este invierno, se trata de “una situación de emergencia” que precisa “medidas tributarias” que hagan que la región pueda llegar a ser competitiva.

De este modo, ha hecho hincapié en que la prioridad de los ‘populares’ es reducir la presión fiscal para adaptarla a la realidad que padecen familias, empresas, autónomos y profesionales; así como reconocer el esfuerzo que hacen las empresas por estar radicadas aquí, y que el dinero “se quede en el bolsillo de los extremeños”, a tenor de lo cual ha matizado que hay que contribuir a pagar los gastos públicos “en su justa medida y siempre que los gastos sean eficientes”.

PROPUESTAS DE GUARDIOLA

Así, la presidenta del PP ha avanzado que si su partido consigue la confianza de los extremeños en las próximas elecciones aprobarán con efectos en 2023 una nueva tarifa en el IRPF, con tipos de gravamen de un 8 y de un 10 por ciento en los dos primeros tramos, e incrementarán un 10 por ciento los mínimos vitales, personal y familiar, hasta llegar a los 6.105 euros de mínimo personal exento en lugar de los 5.550 euros actuales.

También van a impulsar la natalidad y promoverán la profesionalización de los cuidados, como también ha abogado por bonificar los instrumentos de conciliación, mientras que comprarse una vivienda en Extremadura o un local de negocio “también va a ser más barato” dado que bajarán el tipo de gravamen general del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales del 8 por ciento vigente, al 6 por ciento y hasta el 3 por ciento cuando los bienes estén radicados en localidades con escasa densidad de población.

Igualmente, eliminarán el Impuesto sobre Sucesiones para la mayoría de herencias, y reconocerán las situaciones de “especial afinidad” y “vinculo” en los grupos III y IV del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, además de bajar el impuesto de matriculación para impulsar el sector de la automoción, y orientar la actividad presupuestaria al crecimiento económico de Extremadura, a la creación de empleo y de oportunidades al tener un objetivo “muy claro”, que los jóvenes se queden en la región y no tengan que marcharse “por obligación”.

Otro objetivo es que las mujeres puedan tener hijos sin tener que renunciar a sus carreras profesionales, que las empresas tenga seguridad jurídica cuando decidan establecerse aquí, y “dejar de ser los últimos en los ránking y en las encuestas”.

ESCUCHAR A LA GENTE

Por su parte, Juan Bravo ha considerado que este encuentro ‘Habla Extremadura’ es una de las “claves fundamentales” que tiene que haber en política y que, en algunos momentos “quizás se ha olvidado”, como escuchar a la gente para, entre todos y entre lo público y lo privado, ser capaces de dar respuesta; tras lo que ha destacado que las reivindicaciones mostradas por los empresarios son parecidas a lo que se encontraron los ‘populares’ cuando llegaron al gobierno en Andalucía.

Y es que, como ha ahondado, lo que piden a Guardiola es “abandonar” esa situación de fiscalidad que no les permite el desarrollo, o simplificar las trabas administrativas y burocráticas que les permita desarrollar su actividad, y que también pedían una mejor gestión de los fondos europeos que desde el PP vienen reivindicando.

“Creo que esto debe ser la clave de lo que es la gestión del Partido Popular, que ustedes conocen que ahora mismo se viene desarrollando en Galicia, en Castilla y León, en Madrid, en Murcia, en Ceuta y en Andalucía”, ha concluido, junto con que aspiran que María Guardiola lo pueda hacer en Extremadura, una tierra que tiene “muchísimas oportunidades”.

Por último e interpelada por sus propuestas sobre el Impuesto de Patrimonio, Guardiola ha reconocido que en Extremadura no es “nuestra prioridad” y que se recaudan en la región aproximadamente 5 millones de euros, un importe “ridículo” comparado con el presupuesto de la Junta, al tiempo que ha indicado que es un impuesto que “tiende a desaparecer” y que, en todo caso, sus esfuerzos inicialmente irán centrados en el IRPF, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y en el de Transmisiones.


- Te recomendamos -