Inicio Badajoz Extremadura podría afrontar un otoño más cálido de lo normal tras un...

Extremadura podría afrontar un otoño más cálido de lo normal tras un verano muy seco y extremadamente caluroso

BADAJOZ, 19 (EUROPA PRESS)

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé unos meses de otoño en Extremadura con temperaturas superiores a los valores medios y precipitaciones inferiores a la media, tras un verano extremadamente cálido y muy seco.

Así lo ha señalado el delegado territorial de la Aemet en Extremadura, Marcelino Núñez, quien ha hecho público este lunes en una rueda de prensa en la Delegación del Gobierno en Badajoz el balance climático de la pasada estación del verano y las previsiones para el otoño, que comenzará el miércoles 23 de septiembre a las 3,04 horas.

Sobre este último y de cara a los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2022 en Extremadura, ha expuesto que hay una probabilidad moderada de que las temperaturas sean superiores a los valores medios del periodo de referencia 1981-2010, mientras que en el caso de las precipitaciones hay una mayor probabilidad de que sean inferiores a los valores medios del periodo de referencia 1981-2010.

De cara a los próximos días, ha destacado además que este lunes 19, el martes 20 y el miércoles 21 habrá probables chubascos con tormenta, que pueden ser localmente fuertes en el norte; temperaturas sin cambios y vientos variables, flojos en general; mientras que el jueves 22 y el resto de la semana irá disminuyendo la inestabilidad.

PRECIPITACIONES EN VERANO

En su intervención, el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología ha señalado que el pasado trimestre ha sido muy seco en cuanto a las precipitaciones registradas en la región y el más cálido de todo el periodo de referencia (1981-2010).

Así y en lo que a precipitaciones se refiere, las precipitaciones medias para toda la región han sido de 5,5 litros por metro cuadrado, siendo muy inferiores al valor de referencia para este trimestre de 22,1 litros por metro cuadrado, de manera tal que se ha tenido un déficit de -16,6 litros por metro cuadrado.

Así, las precipitaciones han representado un 25 por ciento del valor de referencia en este trimestre, que ha sido el cuarto más seco del periodo de referencia (1981-2010) en Extremadura y el quinto más seco de los últimos 42 años; tras un junio seco, un julio muy seco y un agosto también muy seco.

En cuanto al balance de las precipitaciones acumuladas en lo que llevamos de año hidrológico (desde el 1 de octubre hasta el 31 de agosto) ha sido clasificado también como muy seco. Así, se han registrado de media 361,9 litros por metro cuadrado siendo la referencia 542,9 litros por metro cuadrado, es decir, las precipitaciones registradas en el periodo citado han supuesto un déficit de 181 litros por metro cuadrado. La precipitación de lo que llevamos de año hidrológico 2020-2021 ha supuesto un 67 por ciento del valor esperado o de referencia.

En este punto, ha explicado que, si se pusiera en una gráfica todos los años hidrológicos hasta el 31 de agosto, se vería que “prácticamente” hace ya unos 10 u 11 años en los que “no hay un gran superávit”, aunque sí que ha habido años por encima de la media con un “cierto” superávit, al tiempo que ha matizado que, en los últimos 12, ha habido cuatro, cinco o seis años con un déficit “muy importante”, lo cual explica por qué los pantanos están bajos o el suelo sin reservas.

Del mismo y en el caso concreto de las precipitaciones de este mes, ha apuntillado que “septiembre ha cambiado la racha”, aunque tampoco “podemos despreocuparnos del tema”, y que en 15 días se ha conseguido en muchas estaciones ya la medida de todo el mes y, por ejemplo, han caído hasta 100 litros en el norte de Cáceres, 40 litros en la zona de Badajoz o 60 litros en la zona de Las Villuercas.

TEMPERATURAS

Respecto a las temperaturas en Extremadura, lo ha tachado como “lo más llamativo” este verano, en el que la temperatura media del trimestre entre junio y agosto ha sido de 26,8 grados, mientras que la temperatura media de referencia es de 25 grados, lo que significa que se ha tenido una anomalía positiva de 1,8 grados respecto al valor medio, que permite clasificar este trimestre como extremadamente cálido en cuanto a las temperaturas.

“Extremadamente cálido significa para nosotros nunca antes registrado”, ha puntualizado, junto con que “nunca hemos tenido un verano de este calibre, con cada día de media en los 92 días 1,8 grados por encima”; y que, en concreto, el trimestre de junio a agosto de este año ha sido el más cálido de todo el periodo de referencia (1981-2010), y el más cálido desde que se tienen registros globales en Extremadura (más de 72 años), tras un junio cálido, un julio extremadamente cálido y un agosto muy cálido.

En cuanto a las temperaturas de este mes de septiembre, ha afirmado que “siguen la tónica no tan dura”, con mínimas por encima de la media y máximas por encima de la media en la semana inicial y más bajas en la semana de lluvias, lo cual explica el ambiente húmedo y bochornoso de estos días.

Por último y en cuanto a las situaciones más relevantes del verano 2022, ha citado en primer lugar la ola de calor del 10 al 17 de junio, con siete días consecutivos con temperaturas máximas a 40 grados en Herrera del Duque, tres días consecutivos con temperaturas máximas a 40 grados en Badajoz Aeropuerto cuando no suele ser habitual que se superen los 40 en junio, o noches tórridas con mínimas superiores a 25 grados en Plasencia y Coria en tres ocasiones.

Otra ola de calor, la “más dañina” y “prolongada”, fue del 8 al 17 de julio cuando en Montehermoso hubo nueve días consecutivos con temperaturas superiores a 40 grados, o la simultaneidad de incendios muy graves en Las Hurdes, Miravete o al sur de Salamanca, al tiempo que ha señalado respecto a las muertes “por encima de lo normal” o el índice Momo que en la región extremeña se han tenido asignada a esta ola de calor unos seis o siete casos.

Respecto a agosto, ha dicho que ha sido clasificado de cálido, pero sin extremos, no catalogable como ola de calor y que podría ser un ejemplo de temperaturas mantenidas por encima de la media. En septiembre han tenido lugar unas precipitaciones abundantes del 12 al 15 que han permitido recoger más de 100 litros en varias estaciones, aunque el reparto ha sido muy desigual.


- Te recomendamos -