Inicio Badajoz Vara asegura “oportunidades” y “realidades” próximas para Extremadura y ofrece consensuar los...

Vara asegura “oportunidades” y “realidades” próximas para Extremadura y ofrece consensuar los presupuestos

MÉRIDA, 7 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha asegurado que, pese a que se producen “sin duda ninguna” diferentes “dificultades” que tienen que ver con los precios, la inflación o la sequía, “obviamente vienen tiempos no sólo de oportunidades sino de realidades” para la región, algo que según ha dicho se podrá comprobar “nada más que en unas semanas”.

En este punto, ha lanzado un mensaje de optimismo ante el futuro porque, si bien hay que seguir siendo “reivindicativos” en lo que “corresponde en justicia” a Extremadura, también hay que luchar para que “de una vez por todas dejen volar” a la comunidad y que, en consecuencia, en los próximos meses y años ya no se considere “sorprendente” fuera de la región lo que está ocurriendo “y va a ocurrir”.

Asimismo, y de cara a la próxima entrada en unas semanas en la Asamblea de los Presupuestos de Extremadura para 2023, Fernández Vara ha ofrecido “salirse al encuentro” para intentar ponerse de acuerdo entre los diferentes grupos políticos.

“Dentro de unas semanas llegará a la Asamblea la Ley de Presupuestos para 2023. Los ciudadanos nos agradecerían, creo que nos exigirían pero en cualquier caso nos agradecerían si fuéramos capaces de ponernos de acuerdo”, ha dicho, al tiempo que ha añadido que esto que “significa salirse al encuentro para intentar lograrlo”.

Así, durante su discurso en el acto institucional con motivo del Día de la comunidad celebrado este miércoles en la Asamblea, Vara ha incidido en que su objetivo es que en un año de “altísima complejidad” como será 2023, es que desde Extremadura se pueda enviar “un mensaje, una respuesta de consenso, de acuerdo y de unidad” de cara a los presupuestos regionales del próximo ejercicio, anteponiendo para ello “lo que piensan, lo que creen y lo que sienten” los ciudadanos.

“Luego cada uno podremos defender lo que defendemos, creer en lo que creemos, pensar como lo que pensamos, que todo tendrá mucho más sentido si lo que pensamos, lo que creemos, alguna vez, algún día y en algún momento lo ponemos al servicio de lo que piensan, de lo creen y de lo que sienten una mayoría de españoles y de extremeños”, ha espetado.

SIN BAJAR LA GUARDIA CON EL TREN

Por otra parte, el presidente de la Junta también ha defendido durante su discurso que “obviamente” hay por “delante” para la comunidad retos en cuanto a la vertebración del territorio y las infraestructuras en Extremadura, entre ellas el desarrollo ferroviario, una cuestión esta última en la que no hay que “bajar la guardia”.

“Es verdad que se han invertido 1.700 millones, es verdad que para terminarlo faltan otros 1.300, y por lo tanto nada de bajar la guardia. Por lo tanto, no sólo respetar sino valorar en su justo término a todo aquel que a su manera reivindique en unos días en los que tenemos que ser esencialmente reivindicativos, pero no sólo y no solamente para lo que nos tienen que traer, sino para además de lo que nos corresponde en justicia nos dejen de una vez por todas volar”, ha dicho.

“Para que algún tertuliano dentro de algunos años no considere sorprendente lo que ocurre aquí y va a ocurrir aquí en los próximos meses y en los próximos años”, ha añadido.

Asimismo, durante su discurso se ha referido también a la lacra de la violencia de género en España, una cuestión en cuya lucha a su juicio “lo más difícil está por llegar”.

“Mal haríamos si no entendiéramos que lo más difícil está por llegar… Se ha avanzado mucho, se han dado pasos significativos pero queda mucho tiempo todavía y mucho camino por recorrer”, ha dicho, porque ésta es una situación que se origina en “todo un estatus de superioridad” de generaciones que tenían “derecho a tantas cosas” y que creían que podían “disponer de la vida de los demás”.

REFORMULACIONES

Por otra parte, Fernández Vara también ha defendido que a su juicio hay que llevar a cabo una “clara reformulación” de lo que significan las palabras “progreso, crecimiento y desarrollo”, toda vez que éstas deben significar “crecimiento justo, inclusivo e incluyente”.

Según ha explicado, cuando habla de reformular a lo que se refiere es a apostar por intentar “encontrar puntos de encuentro” cada uno desde sus “presupuestos teóricos” previos, para hacer frente a cuestiones como la desertización vinculada con el cambio climático, con la sequía y con los incendios, algo que –ha recalcado– a lo que “necesariamente” hay que hacer frente con el desarrollo de las renovables.

También ha considerado el presidente de la Junta que hay que reformular el proyecto para articular “un gran acuerdo por las familias y sus necesidades en el futuro”, con políticas de empleo, educación y salud para no ser las “grandes damnificadas” de la situación actual.

Al mismo tiempo, ha defendido que la formación del capital humano debe ser el “eje” de las política públicas como “el gran elemento” de desarrollo y del futuro de Extremadura; y ha defendido la “apuesta especial” de la comunidad en materia de cooperación al desarrollo.

SIN DISCURSOS “BURBUJA”

Por otra parte, en otro momento de su discurso, Fernández Vara ha apostado por que los políticos se alejen de los discursos “modelo burbuja” que hace a éstos “participar más como élite que como verdaderos receptores de las preocupaciones” de los ciudadanos.

Al respecto, ha reivindicado “el discurso de lo pequeño”, y ha explicado que el pasado domingo en Olivenza le paró una chica que estaba sentada en un parque y que le preguntó si creía que ella tendrá otra vida diferente a la actual, y ha añadido que no tuvo “muchas más respuestas que darle” que no olvidar nunca que “además de los grandes discursos, hay gente que necesita de la política” para encontrar respuestas a sus necesidades.

Finalmente, en alusión a la pandemia, ha destacado que “la hemos podido vencer gracias al progreso y desarrollo de la Ciencia, la Investigación y la Innovación”, y ha advertido de que, tras ello, ha llegado la guerra en la que Rusia “ha demostrado que su gran enemigo a batir es el mundo civilizado y libre”, y como consecuencia de lo cual “ha habido una agudización de las consecuencias del cambio climático” y de la “pandemia de la desigualdad” en la que “nada sobra y todo hace falta”.


- Te recomendamos -