Inicio Badajoz El actor Agustín Jiménez recibe con “orgullo” y “honor” ser padrino de...

El actor Agustín Jiménez recibe con “orgullo” y “honor” ser padrino de la representación de ‘El alcalde de Zalamea’

MÉRIDA, 6 (EUROPA PRESS)

El actor Agustín Jiménez ha recibido con “orgullo” y “honor” ser el padrino de la representación de ‘El alcalde de Zalamea’, Fiesta de Interés Turístico Nacional, que se volverá a representar entre los días 18 y 21 de agosto tras dos años sin poderlo hacer debido a la pandemia.

Jiménez, actor del montaje ‘El aroma de Roma’, que se estrena este miércoles en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, ha mostrado su satisfacción por formar parte ya de esta gran obra del Siglo de Oro que representan los vecinos de la localidad pacense de Zalamea de la Serena.

Agustín Jiménez, junto al director del Festival de Mérida, Jesús Cimarro; la directora del Centro de las Artes Escénicas y de la Música de Extremadura, Toni Álvarez; el concejal de Cultura de Zalamea de la Serena, Félix Huertos, y la directora de la representación popular, Olga Estecha, han participado este miércoles en la presentación del nuevo padrino de la representación, que se une a Verónica Forqué, Anabel Alonso, Concha Velasco, Juan Diego o Adrián Lastra.

El nuevo padrino ha valorado el trabajo de los vecinos en la puesta en escena de este clásico de la literatura y ha remarcado que el teatro es una de las últimas artesanías que existen, por lo que ha valorado el legado cultural que se deja a las generaciones venideras con este montaje.

“Me tenéis para lo que sea, si algún día falla algún artista, yo si lo tengo libre, es un ratito en coche”, ha asegurado en tono de humor, además de añadir que interpreta, “aunque sea, señor con lanza 3”.

VOLVER TRAS DOS VERANOS “HUÉRFANOS SIN TEATRO”

El concejal de Cultura de Zalamea de la Serena, Félix Huertos, ha mostrado su satisfacción por el hecho de que la representación de ‘El alcalde de Zalamea’ pueda volver, tras dos veranos “huérfanos sin teatro” por la pandemia, con “más ganas”, “más ilusión” y “más energía”.

De esta forma, Huertas ha incidido en que Calderón de la Barca fue quien escribió este “drama inmortal” pero que son los vecinos de Zalamea de la Serena quienes desde 1994 le han dado vida y han conseguido ser un “referente cultural” en el país.

También ha subrayado que en los papeles principales de la obras están apareciendo caras nuevas que asegurarán el reemplazo necesario a aquellos actores que llevan muchas ediciones y en algún momento necesitarán que se les cubra.

Finalmente, el edil ha informado de que el municipio se llenará estos próximos días con actividades paralelas como visitas guiadas, recreaciones de oficios o mercado artesanal y también habrá un hueco para rendirle un homenaje al humanista Antonio de Nebrija, que escribió en Zalamea de la Serena la primera gramática de la lengua castellana y este año se conmemora el quinto centenario de su muerte.

Asimismo, la directora de la representación, Olga Estecha, ha considerado que después de dos años de obligado descanso es un placer y también un reto poder regresar, al tiempo que ha agradecido al pueblo de Zalamea por su “empeño” y “entrega” a la hora de seguir con este evento, además de valorar la disciplina de los actores participantes.

Estecha ha considerado que “no hay nada más teatral” que unas personas contando a sus conciudadanos sus leyendas, uno de los motivos por los que surgió el teatro, ha dicho, algo que pasa en Zalamea con la representación popular de la obra de Calderón, una obra que es “conceptual”, con personajes “complejos” y que hace “repensar lo que significa la conciencia”.

Sobre a la parte técnica del montaje, la directora ha informado de que el espectáculo se desarrolla al aire libre, con un solo escenario de 16 metros por 8 de profundidad, donde se sitúa la casa de Pedro Crespo y cuyo fondo es el díptilo romano y la Iglesia de Nuestra Señora de los Milagros, siendo las demás escenas representadas en la media circunferencia que supone la plaza. En ella, los distintos espacios son marcados con efectos de luz, teniendo una posada, un bosque y una calle.

También ha añadido que la música en directo, con el coro de Zalamea, es otro de los “grandes atractivos” de este espectáculo, que ayudará a envolver al espectador. Además, ha apuntado que desde la cultura y la historia también se puede generar turismo y por ello, ha dicho, le gustaría contribuir a que Zalamea de la Serena sea la capital del Siglo de Oro en Extremadura, ofreciendo actividades que mezclen lo lúdico con lo académico para atraer al turista nacional e internacional.

FIESTA Y EXPRESIÓN DE CONVIVENCIA

Por su parte, el director del Festival de Mérida, Jesús Cimarro, se ha referido a que Zalamea de la Serena vive cada año el teatro, con esta representación, como una fiesta y como una expresión de convivencia, algo que el Festival de Mérida no puede dejar de apoyar.

También se ha referido Cimarro a que esta edición será muy especial, tras dos años sin poderse celebrar, y teniendo en cuenta además que solo se ha podido representar en una ocasión teniendo el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Nacional.

En el turno de la directora del Centro de las Artes Escénicas y de la Música de Extremadura, Toni Álvarez ha reseñado que en la representación popular de la obra escrita por Calderón de la Barca en el siglo XVII se conjuga el binomio insustituible de teatro y pueblo, como ya destacó el actor Juan Diego.

De igual forma, ha hecho hincapié en que este evento tiene interés turístico y artístico y permite a los visitantes sumergirse en el Siglo de Oro, ya que es una fiesta que “despierta todos los sentidos”, al contar con, por ejemplo, animales reales en la representación.


- Te recomendamos -