Inicio Badajoz Las nuevas instalaciones del IES Jálama de Moraleja (Cáceres) estarán disponibles para...

Las nuevas instalaciones del IES Jálama de Moraleja (Cáceres) estarán disponibles para el curso 2023-2024

MÉRIDA, 13 (EUROPA PRESS)

Las nuevas instalaciones del IES Jálama de Moraleja (Cáceres) estarán disponibles para el curso 2023-2024, ya que está prevista la finalización de las obras para los meses de mayo-junio del próximo año.

La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, ha visitado las obras de ampliación, reagrupamiento y reforma de este instituto y que estaba contemplada en el Plan de Infraestructuras Educativas.

La misma fue adjudicada a la empresa constructora ‘Extraco, Construcciones y proyectos’ por 3.344.705 euros y la actuación está cofinanciada en un 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), de la Unión Europea.

Previamente, el proyecto de obras lo desarrolló el arquitecto de Moraleja Simón Manzano Gómez, al que le fue adjudicado por 121.118 euros, ha recordado la Junta en nota de prensa.

SITUACIÓN EN EL IES JÁLAMA

Las dependencias actuales del IES Jálama están repartidas en cuatro edificios. Tres de ellos están dentro de la misma parcela (de los años 1988 y 1996) y el cuarto -en el que se encuentran los ciclos de Formación Profesional- se encuentra alejado a un kilómetro y medio del recinto escolar (y es del año 1980).

La actuación en el instituto se está centrando en agrupar todos los edificios dentro del recinto escolar y en una remodelación de los espacios que, debido al uso, estaban muy envejecidos.

La ampliación del recinto actual, situado en calle Blasco Ibáñez, hará que éste pase de los 10.258 metros cuadrados actuales a tener una superficie de 17.447 metros cuadrados. En la zona de ampliación se construirán dos nuevos edificios para satisfacer las necesidades de los Ciclos Formativos y un nuevo gimnasio.

El centro resultante de estas obras de agrupamiento, ampliación y reforma albergará el programa completo de un instituto con 16 aulas de Educación Secundaria y ocho de Bachillerato y FP, con un nuevo gimnasio y un módulo nuevo para impartir los ciclos formativos.

El centro resultante contará, por lo tanto, con cinco edificios dentro del mismo espacio y las nuevas edificaciones respetarán la actual ordenación de la parcela y dispondrá de flexibilidad de diseño y posibilidad de ampliarse en el futuro si fuera necesario.

Todos los edificios serán accesibles desde la calle y desde todas las plantas. Para esto, se reformarán los accesos y se instalarán dos ascensores. Cabe destacar que el salón de actos contará con un bucle magnético para personas con discapacidad auditiva.

Esta actuación se está centrando también en mejorar la eficiencia energética. Los nuevos edificios contarán con una envolvente exterior continua, sin puentes térmicos, en la que se incorporarán aislamientos eficientes de espesores en las fachadas, las cubiertas y en los suelos.

Además, se ha buscado la eficiencia funcional y el confort, ya que la orientación al norte y al sureste de las estancias principales permitirá aprovechar la luz natural, que se complementa con luminarias equipadas con lámparas LED y sensores automáticos de luminosidad para optimizar el consumo y obtener el consiguiente ahorro siempre que la luz natural lo permita.

A su vez, la ventilación natural cruzada se complementa con equipos de tratamiento de aire, que aseguran las renovaciones reglamentarias con la debida calidad. El nuevo edificio de los ciclos formativos se hará con forma de U, cerrado a los vientos de componente norte, que da lugar a un patio recogido y soleado, que estará abierto al sur.

Cabe destacar también que el sistema de cerramiento de las fachadas, mediante paneles prefabricados de hormigón arquitectónico visto, suspendidos a la estructura y hechos a medida, permitirá incrementar los niveles de seguridad de la obra.

Esto hace que no se vayan a requerir andamiajes, puesto que se actuará desde el interior y va a reducir los plazos de ejecución al mejorar “significativamente” la calidad y el acabado de las fachadas, ya que se trata de un material duradero, con buen aislante térmico y acústico, que es resistente a impactos, al fuego y a la humedad.

Tanto el diseño de los edificios, como los aislantes térmicos y las instalaciones previstas permitirán alcanzar una calificación energética ‘B’ en los nuevos edificios.


- Te recomendamos -